Manuel Guzmán S.L.

Manuel Guzmán Fernández ha tomado el testigo en el arte del diseño y la talla que su padre, el que será por siempre recordado Maestro Manuel Guzmán Bejarano, le ha legado. Al frente de su taller en la sevillana calle Pizarro, sigue desarrollando la paciente labor que supone el diseño y la realización de pasos, retablos, altares... con una calidad y esmero difíciles de comparar.

Y es que no son cualesquiera las obras que de este taller han salido para la Semana Santa de Sevilla: en 1949, el paso de Misterio de la Hermandad de la Lanzada; en 1955, el de la Hermandad de Montesión; en 1957, el de la Hermandad de los Javieres y el de la Soledad de San Buenaventura; en 1970, el de Esperanza de Triana; en 1974, el Paso del Señor de la Humildad y Paciencia de la Hermandad de la Cena; en 1975, el Paso del Cachorro; en 1974, el de la Quinta Angustia; en 1981, el paso de Misterio de la Hermandad de los Servitas; en 1990, el Paso del Santísimo de la Sed....

Pero su obra no se queda en la capital sevillana, sino que se ha extendido por toda la geografía andaluza, e incluso a otras regiones de España como Murcia, Valencia, Castilla la Mancha, Navarra, etc...

Una de sus más curiosas obras es el mascarón y tableros laterales de proa del conocido buque escuela de la armada "Juan Sebastian de Elcano".

Últimas Novedades

Para el paso de Gloria de Nuestra Señora de la Soledad

Realizado para la localidad de San Fernando

©Manuel Guzmán S.L.

Aviso Legal - Política de Privacidad